Los diferentes tipos de acuarios

Publicado el: 10 de Septiembre de 2018

Al iniciarnos en este hobby, nuestro primer acuario suele ser un caldo de pez en el que entra todo lo que se nos antoja o nos parece bonito, en 40 litros queremos meter desde adornos de colores y formas variadas, plantas de plástico y algunas naturales que mueren o terminan llenas de algas, peces de diferentes especies, colores, formas, tamaños y lo peor, necesidades distintas. En esta etapa, si no buscamos información o asesoría, aprendemos por prueba y error que hay especies que no son compatibles o que necesitan acuarios más grandes o vivir en grupos, que crecen extremadamente rápido y se comen a todos los demás, que el acuario se puede llenar de alga en solo unos días; que existen materiales que no se deben meter en un acuario, etc. 


Esta primera experiencia nos permite ir conociendo las especies y sus comportamientos, lo que se debe y no se debe hacer, se traduce muchas ocasiones en favoritismos hacia algunas especies. Muchas peceras se convierten en caldos de enfermedad y muerte, sus dueños terminan por abortar misión o mejor aún, se interesan realmente en el acuarismo y se especializan en algún tipo de acuario.

Para los que no han llegado a esta etapa, presentaremos algunos tipos de acuarios según las características de las especies que llegan de los distintos mercados del mundo. Seguro te ahorraremos muchos corajes, desilusiones, muertes de peces e inversión. Pero te recomendamos siempre antes de comprar algo para tu acuario, investigues bien acerca de ello.


Acuarios de agua dulce.

Acuario comunitario:  Suelen ser los acuarios más comunes, en ellos encontramos distintas especies sin importar el lugar de origen y muchas veces especies creadas genéticamente por el hombre que no se encuentran en la naturaleza. Solo debes asegurarte que los peces sean compatibles por su comportamiento y que estén bien aclimatados al tipo de agua que existe en tu zona, no todas las especies se pueden aclimatar a diferentes tipos de agua. Por otro lado, debes tener cuidado de no superpoblar el espacio.


Acuario Amazónico: Aprovechando la cercanía del río Amazonas y sus vertientes, la belleza de sus profundidades y los miles de organismos que en él coexisten, es normal que muchos aficionados opten por reproducir este tipo de biotopo o ambiente. Los amantes de los cíclidos enanos, de los cardúmenes de cardenales y en especial de los Discos tratan de dar las mejores condiciones a sus peces, por lo que, generalmente llegan a este diseño de acuario. El acuario amazónico se caracteriza por la presencia de plantas, principalmente Echinodorus, Heteranthera zoosterifolia e Hydrocotyle leucopetala. Este tipo de acuario por las necesidades de sus inquilinos, debe tener ciertas características físicas y químicas; el agua debe ser blanda, con un pH igual o menor a 6.8, decoración con troncos que aportan taninos que ayudan a mantener la química necesaria y que le dan ese aspecto amarillento clásico de las aguas amazónicas. Otros peces de esta zona son las corydoras, lápices, los tetras, algunos come algas, escalares, rayas de agua dulce, etc. Es importante tener en cuenta que regularmente este tipo de acuarios deben ser mayores a los 120 litros ya que sus habitantes suelen ser peces grandes y de grupo que necesitan alrededor de 40 litros por individuo;  sin embargo se puede especializar en cíclidos enanos que necesitan mucho menos espacio y pueden mantenerse en parejas en acuarios de alrededor de 50 litros.

También la combinación de especies que ocupan diferentes espacios dentro del acuario es muy benéfica, ya que podemos ocupar las zonas del fondo, las medias y las altas con especies de distintas características y necesidades que pueden ser compatibles. 


Acuario de América Central: Un típico biotopo de esta zona puede ser representado con vivíparos, es decir, guppys, platys, espadas y mollys. Estos peces por lo general son de aguas con algún grado de salinidad, dureza y pH altos, por lo que es adecuado aclimatarlos antes al agua dulce o preocuparse de mantener los niveles químicos necesarios para su buen desarrollo y salud. En esta zona encontramos gran variedad de plantas tales como Bacopas, Ludwigias, Sagitarias, Cabombas, Lobelia, Didiplis, etc. Además, es muy común encontrar ciertos invertebrados que por las condiciones químicas del agua se desarrollan muy favorablemente. 

Este tipo de acuario posee una abundante vegetación verde que contrasta con rocas y el colorido de los peces, se puede mantener en un espacio de 50 litros para arriba y es de muy fácil mantenimiento por la fortaleza de sus organismos.

En América Central también encontramos Lagos rocosos donde viven especies de Cíclidos de mayor tamaño como son los Cichlasoma, Managuense, etc. Este hábitat es muy parecido a los Lagos de África, pero con menor pH y dureza de agua. Por el tamaño de las especies y su territorialidad, es necesario que se ocupen tanques de gran capacidad y se delimiten muy bien los espacios con rocas, debemos considerar que las plantas durarán muy poco porque estos peces suelen arrancarlas.

 

Acuario Asiático: Esta zona del mundo se caracteriza por tener una gran variedad de peces y plantas. Dentro de las plantas podemos mencionar varios helechos como el Microsorium pteropus, Ceratopteris, Vesicularia dubyana, Cryptocorynes, Hygrophilas, varios Aponogeton y algunas Ninphaeas.

De esta zona del mundo son característicos peces como los barbos, todas las rasboras, los trichos, colisa lalia, bettas, los danios, las botias, los kuhli, etc.


Acuario del sudeste asiático: La mayoría de los peces que vemos en los acuarios provienen de esta zona del mundo. El agua de esta zona no es ni muy blanda ni muy dura. Por lo general los hábitats son zonas de aguas estancadas o remansos, es decir, zonas de agua de lento recorrido y abundante vegetación. Esta es la típica zona de los bettas, trichos, colisas, etc., es decir, peces que hacen sus nidos de burbuja flotando entre las plantas aprovechando el lento movimiento de las aguas. En esta zona crecen bambúes, helechos y musgos. Los peces que se han desarrollado en esta zona por lo general son los laberíntidos, es decir, los que respiran fuera del agua, ya que el contenido de oxígeno en estas aguas es muy bajo.

Acuario de río asiático: Muchos ríos de esta zona son alimentados por pantanos y encontramos principalmente especies pertenecientes a los ciprínidos. Dentro de las especies típicas encontramos a los Kuhli, Labeos, Botias, etc. La química del agua debe ser blanda y ligeramente ácida, muy oxigenada, con corrientes de agua y una temperatura que ronde los 28°C.

 

Acuario de Manglar: Este ambiente asiático se caracteriza por ser una zona donde las raíces aéreas de los Mangles son la característica principal. Con la subida de la marea estas zonas de los mangles quedan bajo el agua por lo que los peces que viven en este lugar necesitan niveles medios de sal para estar saludables, de hecho, para la reproducción se recomienda jugar con los niveles químico del agua representando las épocas de lluvias, subidas o bajadas de marea, etc. De esta zona son peces como el Arquero, Pez globo, el saltarín del fango, etc.

Para lograr un paisaje similar a este biotopo se deben usar troncos entrelazados o raíces que simulen los mangles. El agua es ligeramente alcalina pH superior a 7 y bastante dura.


Acuario Africano.

Lago Malawi: Este ambiente se caracteriza por la presencia de peces muy activos, de colores muy brillantes en una zona de acantilados rocosos que sobresalen de la orilla y que se introducen lago adentro, es decir, muchas rocas que forman cuevas que permiten definir territorios para los miles de cíclidos que habitan ahí. En este biotopo no encontramos vegetación, por lo que, si queremos diseñar un acuario con características similares debemos escoger piedras redondeadas de distintos tamaños que colocaremos en forma armónica y con zonas donde irán amontonadas para formar cuevas y territorios.


Lago Tanganika: Se caracteriza por tener orillas rocosas, pero a la vez zonas con denso crecimiento vegetal. En estas zonas rocosas por lo general encontramos peces como los Julidochromis y Neolamprologus. A diferencia de las piedras del Lago Malawi que son grandes bloques principalmente redondeados, aquí las piedras tienen formas más planas y angulares que permite la formación de una estructura similar a un laberinto y tienen una mayor estabilidad estructural. Para realizar un acuario que cumpla las características de este lago, colocaremos gran cantidad de rocas planas de distintos tamaños que formen estructuras y cavernas que darán refugio a los habitantes.


Acuarios de agua fría.

Este tipo de acuarios no debe incluir ningún sistema de calefacción. En él vivirán especies de agua fría, normalmente carpas o goldfish. Lo mejor para este acuario es que sea específico, es decir, que sólo albergue esta especie que incluye una amplia gama de variedades, colores y formas. Hay que definir muy bien la proporción entre las dimensiones del acuario y el número de peces que puede albergar, pues estos peces alcanzan un tamaño considerable.

A menudo se comete el error de pensar que al tratarse de agua fría no es necesario incluir filtro, pero eso es un gran error, las carpas suelen tener muchos desechos y remueven bastante el fondo, además los peces de agua fría suelen necesitar fuertes corrientes de agua y gran oxigenación.

Es difícil que las plantas naturales sobrevivan en este tipo de acuario, pero en caso de meter alguna, la más recomendable es la Vallisneria por su resistencia.


Acuarios plantados: La mayoría de los acuaristas comienzan con las plantas por que las ven en alguna tienda y piensan que su acuario se vería más bonito con plantas naturales que las feas plantas de plástico que se llenan de algas al poco tiempo; poco después se dan cuenta que las plantas naturales también necesitan de cuidados y si comienzas a investigar, te adentras en el maravilloso mundo de las plantas acuáticas. De hecho, las plantas vivas benefician al ecosistema del acuario al proporcionar más refugios naturales, alimento para peces y alevines, oxigenan el agua y absorben los elementos nitrogenados con los que los acuaristas luchamos todo el tiempo para poder tener a nuestros peces sanos. Todo esto se traduce en lograr un mini ecosistema casi totalmente sustentable.

Sin embargo, los cuidados y equipo que se requiere para darle vida y salud a las plantas acuáticas, más la belleza que se logra al crear verdaderos paisajes, casi nos obliga a que las plantas sean el elemento principal de nuestro acuario.

Existen varios tipos de acuarios plantados, las técnicas suizas y alemanas se mejoraron y divulgaron en los años noventa, sobre todo con el nacimiento del internet y en esos años aparecieron nuevas técnicas japonesas que terminaron por hacer de este hobbie todo un arte. 

 


Acuaterrarios: Esta categoría es tan diversa como atractiva, incluye a todos aquellos montajes que integran en uno solo al medio acuático y terrestre. Las denominaciones aquí suponen un quebradero de cabeza y varían sustancialmente en función del biotopo que queramos representar. 

 


Acuarios marinos.

Montar un Acuario Marino exige mucho más conocimiento y técnica que el acuario de agua dulce, por lo que comparativamente resulta bastante más difícil de mantener.

A modo orientativo, aquí tienes los principales parámetros de un acuario marino:

  •  El mar es un medio muy estable, en los mares tropicales la temperatura oscila entre 24 y 28oC, mientras que en agua fría es entre 16-18°C Generalmente los peces marinos son más delicados ante cualquier cambio en las condiciones en su hábitat.

  •  Los peces marinos e invertebrados necesitan un pH que fluctúe entre 7.8 y 8.4.

  •  La salinidad se mueve entre 1018-1028 para los peces, siendo 1023-1025 el rango más óptimo. Para los invertebrados la salinidad no puede oscilar más allá del rango 1023-1025.

  •  La presencia de amoniaco, nitratos y nitritos en el medio marino es nula por lo que muchos peces tienen una tolerancia mínima a estos compuestos. Para muchos de ellos tienes que mantener un nivel inferior a los 5 miligramos/litro(ppm).

  •  Hay que tener bajo control también la alcalinidad del agua, que debe oscilar entre 2.5 y 3.5 mEq/l.

  •  Acuarios con invertebrados y arrecifes necesitan para formar su exoesqueleto un extra de Calcio y otros oligoelementos. El nivel de calcio debe moverse entre los 400-450 ppm de Ca++.

  •  La concentración de oxígeno en el agua nunca debería ser menor a 7 mg/l.


Principalmente existen tres tipos de acuarios marinos, aquí los ordenamos del más sencillo al más difícil:

  1. Acuario Marino Tropical.

  2. Acuario Marino de Agua Fría.


FUENTE: Todo Pets